Hachikô, el perro que esperó a su dueño durante años

Fueron 10 años los que permaneció Hachiko, un perro japonés de la raza Akita Inu esperando en la estación de Shibuya, Tokio el regreso de su amo.

Hachikô, el perro que esperó a su dueño durante años

La historia de este fiel compañero de cuatro patas es tan dulce e inspiradora que lo llevó a ser llamado “el perro fiel Hachiko” o Chüken Hachiko que es la expresión en japonés y que ha llegado a diversos puntos del planeta en libros y a través del cine; una de las películas que hizo homenaje a su vida fue “Siempre a tu lado, Hachiko” protagonizada por Richard Gere en 2009.

El amo de Hachiko era Hidesaburo Ueno maestro de la Universidad de Tokio e ingeniero agrónomo de profesión, quien lo encontró en 1924 siendo apenas un cachorro. Al inicio, según cuenta la literatura sobre esta historia, Hidesaburo no quería conservar al cachorro, sin embargo, su dulzura y fidelidad hicieron que se convirtiera en su amigo perruno fiel e inseparable.

Pronto Hachiko e Hidesaburo hicieron una conexión única, que trascendió como sólo puede suceder con estos animalitos de los que brota cariño, fidelidad y entrega por su humano, no por nada han sido llamados a través del tiempo como los mejores amigos del hombre.

Su rutina, aunque muy sencilla era muy significativa, comprendía viajar juntos hasta la estación de tren de Shibuya donde Hidesaburo partía hacia la Universidad de Tokio, en la estación, Hachiko esperaba pacientemente durante toda la jornada hasta ver descender a su amo del tren para luego regresar a su hogar.

Estatua de HachikoEsta costumbre se mantuvo cada día a la misma hora durante un año, sin falta, Hachiko esperaba a su amo y la alegría que expresaba al verlo regresar era absoluta, sin embargo, el 21 de mayo de 1925 esa alegría se detuvo cuando Hidesaburo nunca más descendió del tren, había muerto ese día a causa de un infarto cerebral mientras impartía sus clases.

En medio de su inocencia y sin comprender porque su amo no regresaba, Hachiko decidió no moverse de aquella estación esperando volverle a ver.

Aunque en algunas adaptaciones cinematográficas el animalito regresa a su hogar, en la realidad Hachiko nunca volvió al que fuera su hogar con Hidesaburo, permaneció en aquella estación siempre atento cada minuto con la esperanza de ver a su amo bajar del tren.

Quienes los conocían y frecuentaban la estación comenzaron a cuidar de Hachiko dándole alimento y abrigo, pero sin intentar llevárselo, ya que este se resistía a irse sin su amo.

Pasaron 10 años y Hachiko permaneció allí cada día y cada noche, solo esperando, hasta que una mañana de 1935 fue hallado sin vida en la estación, pero, seguramente reunido al fin con su amo al que fielmente siempre esperó.

Su historia conmovió a la comunidad de Tokio y el día de su partida se convirtió en noticia en los periódicos de la época. Poco después en homenaje a su constancia y lealtad se instauró una estatua en su honor.  


(Te puede interesar:  Nova, la historia de una perrita perdida que logró volver a casa)


Como Hachiko, otros peluditos han demostrado una lealtad sin barreras a sus amos, sin importar sí esto les cueste una vida de espera, estos son algunos de ellos:

Bobby

Era un perro de raza Skye Terrier que fue adoptado por John Gray, un policía de Edimburgo. Cuando John murió, Bobby lo acompaño junto a su tumba en el cementerio de Greyfriars durante catorce años hasta su muerte en 1872.

Fido

Llamado “El perro fiel de Italia” fue adoptado por un obrero, Carlo Soriano en 1941, y como lo hizo Hachiko en japón, Fido en Italia acompañaba a su amo a la estación de bus y allí lo esperaba hasta su regreso, así fue durante dos años hasta que la ciudad de Carlo fue bombardeada y el hombre murió. Fido siguió esperando en la estación de autobús por 14 años siempre con la esperanza de rencontrarse con su amo hasta que finamente murió en 1958.

Las historias de Hachiko, Bobby y Fido nos recuerdan que estos animalitos son mucho más que simples mascotas, son compañeros de vida capaces de trascender su amor por los humanos más allá de la misma muerte; por eso tu mejor manera de retribuirles ese amor es cuidándolos y amándolos.  Ingresa a https://mascotas.likesolidaria.com.co/ y conoce un seguro especialmente diseñado para tu peludo.


(Lee también: 6 razones para tener un seguro para mascotas)